Contraportada

LA FERIA DE SEPTIEMBRE

EN BAZA

por Sebastián Manuel Gallego Morales

Portada
 

Finalizados y publicados los tres tomos de su obra Alcaldes Bastetanos del Siglo XX, Gallego Morales acomete una nueva obra sobre esa misma etapa, dedicada al ciclo festivo de la Feria de Septiembre.

Se trata de un libro que se inica con una serie de apartados dedicados a los antecedentes de esta celebración, comenzando por El descubrimiento de la Virgen, en torno a la imagen de Ntra. Sra. de la Piedad, a lo que sigue un apartado dedicado al Cascamorras, pues no en vano son fiestas que se hacen en honor a la Patrona y en las que el personaje representativo de Juan Pedernal es factor fundamental delas mismas. Siguen los orígenes de la misma Feria, en los que se incluye la evolución histórica de las diferentes Plazas de Toros con las que contó la ciudad para, a partir de ahí, comenzar un repaso cobre muchas de las circunstancias que rodearon las que son fiestas por excelencia de la ciudad bastetana.

Gallego divide su nuevo libro en ocho nuevos apartados, dedicado el primero a los años que van desde 1901 a 1919, para seguir con un capítulo dedicado a cada una de las siguientes décadas del siglo, para terminar con el dedicado al año 2000 y finalizar con algunos planos al respecto de las diferentes ubicaciones de mercados y ferias, de las plazas de toros y del actual recinto ferial.

Cada uno de los capítulos hace un repaso sobre la época en cuestión, en base a una recopilación de imágenes que van desde fotografías de muchos de los eventos y otras circunstancias sociales a los programas oficiales, espectáculos celebrados, carteles de toros, actuaciones musicales, cabalgatas, Reinas y Damas de la Feria, tanto mayores como pequeñas, procesiones.... y muchos de los eventos que, a lo largo del siglo XX se fueron viviendo en nuestra ciudad, en torno a su Feria y Fiestas.

A destacar también las reproducciones de folletos y carteles, entre los que destacan los taurinos y los dedicados a espectáculos teatrales y musicales, sin que falten tampoco otras reproducciones que nos transportan a los primeros años del siglo y que nos dejan ver las costumbres de entonces, las diversiones que nuestros paisanos tenían y hasta la forma en que solían anunciar muchos de los negocios que por aquel entonces aparecían como sportes publicitarios.

Nuevo libro, pues, que pasará a formar parte de su biblioteca, para muchos bastetanos, n el que lo visual gana la partida a la lectura y en el que las curiosidades e imágenes nos transportan en el tiempo, nos traen los recuerdos y acaban dejando testimonio de épocas pasadas que, al cabo y al fin, historia de Baza son también.