Los emboscados

Baza, años 40

 

Sebastián Manuel Gallego Morales

 

Portada del tomo I

Casi sin hacer ruido alguno, sin presentación llamativa y medio de puntillas, ha llegado a las librerías bastetanas el último libro de Sebastián Manuel Gallego Morales, en lo que entendemos es una valiosa aportación a la historia de Baza, sobre todo, por tratarse de un periodo oscuro y sin referencias bibliográficas, fruto de la investigación propia del autor y de sus contactos con personas de la época, muchos de los cuales tuvieron relación con los hechos que se narran.

Nos estamos refiriendo a "Los emboscados" libro basado en testimonios orales y editado por Visión Libros, el cual se puede encontrar ya en las principales librerías de la ciudad.

Acabada la guerra civil, no fueron pocas las personas que entendieron que su vida dependía de no ser vistos por la ciudad pues, de ser así, el peligro lo tendrían asegurado. El arreglo mejor, en muchos de estos casos, era "echarse al monte"; irse a la Sierra, lugar que muchos de ellos conocían muy bien, con la finalidad de estar cerca de los suyos pero, en la mayor parte de los casos, con el objetivo último de lograr los recursos necesarios para traspasar las fronteras españolas, hacia lugar seguro, e intentar formar una nueva vida lejos del peligro que se cernía sobre ellos. La manera de lograr los recursos necesarios se hacía también un motivo más que añadir a su huida, pues tenía que ver con el secuestro o la extorsión, en la confianza de que en uno de estos "golpes" se acertara de lleno en la consecución de recursos y fuese el arreglo para emprender la huida definitiva poniendo miles de kilómetros de por medio.

Manuel Gallego centra su atención en los "emboscados", que justamente son los que no se exiliaron a Francia o ultramar. De ellos, los hubo que intentaron reconstruir la guerrilla que se resistiera al franquismo, los "maquis", si bien en todos los casos ya importaba más el poder sobrevivir que cualquier otro tipo de lucha o ideales, máxime cuando estaba en marcha un Batallón de Persecución de huidos, que los buscaba por la Sierra y los cortijos, al que después sustituyó la misma Guardia Civil, cuya labor en ese campo continuó hasta los primeros años de la década de los 50.

Gallego Morales ha investigado sobre todo ello, contactando incluso con muchos de los protagonistas de las historias que nos narra, si bien guarda para sí hechos que ha entendido no debieran ver la luz, en lo que es su típico estilo que hacen de él un autor que vale mucho por lo que cuenta pero del que también nos gustaría saber lo que calla, suponemos que por no herir susceptibilidades ni levantar ampollas y hecho todo siempre desde el mérito de haberse puesto a investigar sobre una época de la que todos los historiadores han pasado de largo y de la que él nos está contando ya muchas cosas. Esperemos que no sean las últimas.

Artículo publicado en webdebaza.com el 24 de diciembre de 2012